Miopía. Definición, origen y control.

¿QUÉ ES LA MIOPÍA?

          Se dice que existe miopía cuando la imagen generada por los objetos lejanos (es decir más de 6 metros) que atraviesan los medios transparentes del ojo, cae por delante de la fóvea, que es el lugar donde nuestra retina tiene la máxima resolución visual. La consecuencia es que los objetos lejanos se ven borrosos.

Enfoque ojo normal y ojo miope

Los miopes, salvo en grado muy elevado, ven bien de cerca, pero mal los objetos lejanos, soliendo guiñar los ojos para mejorar el enfoque.

Algo que siempre me ha sorprendido de la mayoría de mis pacientes, es la falta de curiosidad sobre el origen de su problema. Daban la impresión de equiparar la miopía, al tener un color u otro de ojos; como si fuese algo que no pudiesen controlar, y solo les quedara asumirlo y desear que la graduación no se incrementase en exceso.

Me gustaría conseguir desterrar esta idea para siempre, y para conseguirlo, lo primero que nos debemos preguntar es ¿por qué?; ¿Cuál es el origen de esta ametropía?

Hace ya bastantes años que se conoce cuál es el motivo fundamental que lo produce, de hecho, mi trabajo sobre fin de máster versaba sobre este mismo tema. Sin embargo, no sé muy bien por qué motivo, a día de hoy, no creo que se trate adecuadamente.

Hay numerosos estudios al respecto, y todos aseguran que son la suma de una serie de circunstancias las que van a provocar la aparición y desarrollo de la miopía. La genética, la alimentación, o la salud, son algunas de ellas, sin embargo, hay uno que ha ido adquiriendo cada día mayor relevancia:

EL USO HABITUAL QUE HACEMOS DE NUESTROS OJOS.


           No es fácil explicar este tema en un artículo; hay libros enteros dedicados exclusivamente a la miopía. En las próximas líneas haré un intento, muy resumido, para explicar el proceso por el cual un niño se hace miope.

Los niños, en los primeros años de vida, suelen ser hipermétropes, es decir, enfocan por detrás de la retina; y utilizan la musculatura ocular interna, en este caso la acomodación, para llevar dicho enfoque a la zona de máxima agudeza (esto solo se consigue mediante un esfuerzo, pequeño o grande en función de la graduación, pero fundamental para este proceso). Durante toda su infancia, a través de los ojos, el cerebro del niño va recibiendo millones de estímulos visuales de diferentes tipos y a distintas distancias. Esta información es utilizada para procesar y dirigir un crecimiento ocular acorde con los mismos, es decir, mientras el ojo va creciendo, la hipermetropía va bajando hasta alcanzar enfocar en el lugar adecuado (fóvea) sin esfuerzo. A este proceso se le denomina EMETROPIZACIÓN.

 

Siguiendo el mismo razonamiento, si durante este trayecto, los estímulos visuales se centran especialmente en distancias próximas (tablets, lectura, televisión, ordenador, móviles, etc), el ojo continuará adecuándose a las nuevas exigencias. Se hará aún más grande, las imágenes cercanas caerán en fóvea (cero esfuerzo, visión nítida), en detrimento de las lejanas, que lo harán por delante de la misma (y se verán borrosas). A este ojo se le considerará MIOPE. Esta «desviación» no es una enfermedad, sencillamente es una adaptación al medio.

bebe con tablet

Con esta técnica, nuestros ojos consiguen mayor eficacia en la distancia más usada habitualmente. No todo el mundo se adapta de la misma manera, porque influyen otros factores como ya he comentado antes, y porque unos niños nacen con 2.0 dp., y otros con 4.00 dp., pero básicamente, este es el proceso.

Entonces, si conocemos el proceso, ¿podremos hacer algo? Es evidente que sí. Podemos “controlar” los estímulos que reciben nuestros hijos para evitar un exceso de visión en cerca. Podemos controlar las distancias, y posturas. Podemos fomentar la buena alimentación y el ejercicio en espacios abiertos. Y podemos llevar la compensación adecuada en cada caso, o hacer terapia visual si fuese necesario.

Elementos de terapia visual

Hay que comenzar a ver esta ametropía como una adaptación al medio y no como un “defecto”.  Si bien es cierto que nos dificulta la visión de lejos, no lo es menos, que nos facilita enormemente el uso de nuestros ojos en visión próxima. Ahora bien, una subida incontrolada de la misma, sí es un problema. Si se produce un agrandamiento excesivo del globo ocular, nuestra retina quedará más fina y desprotegida ante posibles desgarros y hemorragias.

Nota. – Si tienes 8.0 dp de miopía, y te operas, tu retina sigue igual de débil que si no te operas. Lo comento porque hay una nueva tendencia muy preocupante que argumenta:

  • No me importa que me suba, luego me opero y ya está.

TRATAMIENTOS

Otro tema escabroso. Si digo que no es necesario llevar gafas, ni lentillas me corren a gorrazos. Pero en parte es verdad, si cumpliésemos unas normas de higiene visual y mantuviésemos una distancia adecuada (unos 40 cm) en visión próxima, no usando gafas, las dioptrías miópicas rondarían las -3.00 dp como máximo; el problema, claro, es que podemos estamparnos contra una farola. Por lo tanto, lo lógico es usar algún tipo de corrección.

Mi recomendación: lentillas especiales para detener la progresión miópica (hasta los 17 años funcionan mejor), y gafa adecuada para actividades de cerca o lejos. Tanto las lentillas como las gafas aportan cosas diferentes (las lentillas mejoran la visión periférica,ofrecen una imagen real, y evitan el aspecto estético del «hundimiento» o efecto reductor ocular) y la combinación de ambas puede ayudarte en un futuro. Si a esto añadimos normas de H. Visual y terapia, sería perfecto.

Si esto os parece poco, os diré que existen más tratamientos, que aunque minoritarios, hay profesionales que los utilizan, como son acomotrack (nos ayuda a relajar la acomodación mediante pitidos),prismas de joked (cambian nuestra manera de ver), programas psicológicos,  yoga ocular, etc…

En esta entrada no hablaré de la cirugía, porque no me parece un método adecuado (salvo casos muy específicos). Si alguien quiere, seguro que existen un montón de profesionales encantados de operarle y explicarle las múltiples ventajas que se obtienen de un corte corneal.

Espero que os haya resultado interesante, y estaré a vuestra disposición para cualquier duda razonable. Un saludo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *