Sobre mí

Mi nombre es Javier Lanzas, y soy diplomado en óptica por la UC de Madrid, desde hace 23 años. He cursado varios cursos de actualización de conocimientos y he realizado un Master (de verdad, no como algunos políticos) sobre Optometría y Terapia Visual en el COI. He tenido la suerte de conocer, y ser alumno de varios de los mejores optometristas del mundo, como son Marisol García Rubio, Robert Sanet, Getz o Gary Etting entre otros. Muy a mi pesar, puedo aseguraros que no he llegado a su nivel. La situación en este país, a nivel optométrico, tampoco facilita mucho las cosas. Durante estos años, he tratado ojos vagos, estrabismos, miopías, problemas de visión binocular, e incluso otro tipo de casos, como son los síntomas derivados de una miastenia gravis ocular. Sin embargo, lo que considero más importante, es que llevo muchos años en el mundo de la óptica y de la optometría, y creo que puedo ayudar a otras personas que llegan a un centro óptico sin saber muy bien que les va a pasar, también a profesionales que empiecen o estén interesados en mejorar esta poco valorada profesión.

La mayoría del contenido este blog será generado en función de mi propia experiencia. Además, se publicarán artículos de compañeros con mayor experiencia en otras áreas, como baja visión, o problemas de aprendizaje. Es muy probable que aparezcan personas que no estén de acuerdo con nuestros argumentos y disertaciones, todo mi respeto para ellas, siempre que este, sea recíproco.

En España, existe un título de Óptica y Optometría, y que te capacita para:

“… realizar el examen visual optométrico, prescripción de lentes, entrenamiento visual — para la conservación o la mejora de la visión, adaptación contactológica y sistemas ópticos que el examen visual indique, tales como gafas, lentes de contacto y sistemas amplificadores para personas con baja visión.

Un óptico-optometrista puede especializarse en diversos campos, por ejemplo, en refracción, lentes de contacto, visión infantil, visión geriátrica, baja visión, visión en el trabajo, visión deportiva, ergonomía visual, exámenes visuales pre y posquirúrgicos en centros de atención y cirugía oftalmológica…, así como en el tallado, montaje, suministro, verificación y control de los medios adecuados para la prevención, detección, protección, compensación y mejora de la visión.” CNNO (Colegio Nacional de Ópticos Optometristas).

Se han ido produciendo modificaciones en la titulación durante los últimos años para adaptarse a la unión europea, pero las capacidades no se han alterado. La verdad es no estoy muy conforme con la equiparación de ópticos y optometristas, ya que me parecen figuras distintas, pero es lo que hay.

El lector tendrá que tener en cuenta que desconozco como es la legislación en otros países, y puede que lo que valga para España, no sea válido para otros lugares.

Por lo tanto, y resumiendo, los ópticos-optometristas, aunque a veces vendan gafas, (por cierto, algo que bien hecho, no está exento de dificultad) tienen una carrera de 3, 4 o 5 años, también hacen masters y cursos continuados para mejorar su preparación. Pueden tratar temas tan complejos como “el ojo vago” o el estrabismo, y según mi opinión, deberían ser la primera línea de defensa de nuestros ojos. Nos iría mucho mejor a todos. Es cierto que los hay buenos, malos y regulares, pero eso es común a todas las profesiones.

                El blog consejosopticos está integrado en una tienda web: opticaprofesional.es que vende productos por internet. Para ser sincero, creo que la venta on-line desvirtúa la atención personalizada que siempre es deseable en una profesión como la nuestra. Pero no soy ingenuo, y sé que el futuro va por ese camino, con lo que nuestra página intenta, dentro de sus limitaciones, ofrecer toda la calidad, servicio y atención que otros no tienen. En nuestra tienda virtual aportan su profesionalidad 4 personas más, que también podrán en ocasiones resolver dudas y serán las encargadas de la gestión de pedidos.

 

Espero sinceramente ayudar a transmitir que la óptica y la optometría son algo más de lo que la mayoría de la gente conoce.