Terapia Visual

Una de las muchas definiciones que podemos encontrar sería: “La Terapia Visual es un tratamiento optométrico eficaz, basado en el entrenamiento y la reeducación de la visión trabajando desde el desarrollo evolutivo del sistema visual, sus habilidades, la percepción visual y la integración de la visión. Existen multitud de estudios científicos que avalan la eficacia de la Terapia Visual o Rehabilitación Visual como también se le denomina.”

Elementos de terapia visual

Como la mayoría de las definiciones, suena un poco extraño y complejo, aunque en realidad no lo es tanto. Se trata de realizar una secuencia de ejercicios visuales, intentando estimular a nivel cerebral y ocular, a una persona que presenta deficiencias o anomalías en sus habilidades visuales, con el fin de mostrarle cómo mejorar su calidad visual solucionando aquellos problemas susceptibles de tratamiento y haciendo desaparecer o mejorando los síntomas que generan.

 

Se pueden tratar mediante terapia un amplio grupo de problemas visuales, como ambliopías(ojos vagos), determinados estrabismos, problemas binoculares (oculomotores, acomodativos, y vergenciales) o problemas de percepción visual, como único tratamiento o en combinación con prescripción de lentes y/o prismas. En las cirugías de estrabismo, en el caso de ser necesarias, está demostrado que la terapia, antes y después, aumenta los porcentajes de éxito.

  • Ojo vago o Ambliopía. – Es un ojo que no ha sido estimulado de manera correcta, por lo que, una vez eliminada la causa, se debe reproducir el desarrollo que debería haber tenido desde la primera infancia, incorporando posteriormente las etapas adquiridas a la visión con los dos ojos.
  • Miopía. – Uno de los factores que generan la progresión miópica es el “estrés” visual en visión próxima. El esfuerzo continuado que se realiza a esta distancia en nuestros días, supera la idea para la que nuestro organismo fue preparado. La terapia, en este caso, se basa en aumentar las capacidades que entran en juego en la visión próxima, además de intentar enseñar a nuestro ojo a relajar en visión lejana.
  • Problemas de visión binocular. – Son los grandes desconocidos. Muchas personas, de todas las edades, presentan este tipo de problema en mayor o menor medida. Son difíciles de detectar, aunque presenten síntomas como dolores de cabeza, ojos rojos, pesadez, etc. Se producen por descompensación entre las vergencias (alineamiento de los ojos), y la acomodación (enfoque). Una vez detectados suelen recuperarse de forma rápida (2-4 meses) y efectiva.
  • Estrabismo. – El más complejo de todos los tratamientos. Una vez que el cerebro ha decidido girar un ojo, y realizar la adaptación pertinente, el volver al estado “normal” es muy complicado. Los tratamientos en este caso requieren esfuerzo y constancia, se suelen alargar a veces hasta los 2 años, y, además, existen ciertos riesgos que el paciente debe conocer. Aun así, para mí, siguen siendo la mejor alternativa.

 

Aunque estas son las causas donde el entrenamiento visual más se emplea, también es utilizado en otra serie de circunstancias, como los problemas de aprendizaje, o la mejora de capacidades para actividades deportivas de élite (tenistas, pilotos, tiro al plato, etc.)

 

kit terapia visual

El tiempo que necesita cada problema visual, depende en primera instancia de este, aunque para obtener el máximo de eficacia, a la hora de realizar los ejercicios visuales son factores clave, la edad, la motivación y la constancia.

 

La Terapia Visual se puede aplicar a cualquier edad. Está demostrado que la edad por sí misma no es un obstáculo para este tratamiento, si no que depende del problema a tratar y del tiempo que lleve instaurado. Por ello, cuanto antes se detecte un problema y se comience a tratar, más posibilidades de éxito tendremos y en menor tiempo.

 

“No nacemos viendo, si no con la capacidad de ver”

 

Aunque no es el mejor modo de realizar la terapia, ya que se ha demostrado que el éxito de la misma requiere de la supervisión de un profesional, sobre en todo en casos complicados, en próximas entradas voy a explicar ejercicios sencillos de terapia visual para que aquellos que no dispongan de los recursos necesarios, o para los que quieran conocer un poco más en profundidad, esta gran alternativa a los problemas visuales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *